En Brasería Fermin, nos enorgullece ofrecer a nuestros comensales una experiencia culinaria inolvidable, especialmente cuando se trata de carnes a la brasa. Nuestra selección incluye desde las tradicionales chuletillas de cordero hasta exquisitas piezas como el chuletón de vaca madurada, cada una preparada con la maestría que solo nuestros chefs pueden ofrecer.

Chuletillas de cordero

La cocina a la brasa es un arte que se ha perfeccionado a lo largo de los años, siendo una técnica que resalta los sabores naturales de la carne y aporta una textura única que solo el fuego directo puede ofrecer. En Brasería Fermín, entendemos que la clave para una carne a la brasa perfecta comienza con la elección de cortes de alta calidad.

Nuestras carnes estrella

  • Secreto Ibérico y Lagarto Ibérico: Estas joyas de la gastronomía española, conocidas por su jugosidad y sabor intenso, son imprescindibles en cualquier parrillada que se precie.
  • Solomillo de Cerdo: Un clásico que nunca decepciona, ofreciendo una textura tierna y jugosa que se complementa perfectamente con el sabor ahumado de las brasas.
  • Costillar de Cerdo: Para los amantes de la carne, nuestro costillar es una delicia que se deshace en la boca, marinado y cocido a la perfección.
  • Chuletillas de Cordero: Un favorito eterno, nuestras chuletillas son seleccionadas por su calidad y sabor, garantizando una experiencia culinaria sin igual.
  • Chuletón de Vaca Madurada: La joya de la corona en Brasería Fermín, este corte se caracteriza por su intensidad de sabor y textura suculenta, una verdadera obra de arte culinaria.
Chuletón de vaca madurada

Consejos para una experiencia inolvidable

  • Temperatura Ideal: Para asegurar una cocción uniforme y conservar los jugos internos, es vital que las carnes se cocinen a temperatura ambiente.
  • Sazón Perfecto: Una pizca de sal gruesa es todo lo que se necesita para realzar el sabor natural de nuestras carnes.
  • Cocción Maestra: La carne debe ser sellada sobre fuego directo para luego pasar a una zona de calor más suave, asegurando así una cocción perfecta.